fbpx

Una forma de disfrutar guiada por la memoria

En el marco de las fiestas patronales de 1997 un grupo de jóvenes organizó la primera exposición de objetos antiguos. La gran acogida de aquella muestra provocó un interés cada vez mayor por recoger y guardar del olvido todas las piezas y utensilios relacionados con los oficios antiguos de la villa y del valle.

En 1981, este grupo comprometido con su historia inicia los trámites para crear un Museo Etnográfico, que abre sus puertas tres años después. En sus comienzos se ubica en las caballerizas del Santuario de La Encina, y desde el año 2004 en el centro de la villa, en un edificio históricamente dedicado a la educación, rehabilitado para este fin.

Hoy siguen trabajando en su labor de recuperación y difusión desde este privilegiado lugar, contagiando a todos los habitantes de Artziniega, que no dudan en participar en cada actividad, evento o propuesta que surja en torno a la recuperación de la memoria.

Foto cedida por el Museo Etnográfico. La presidenta de la Asociación, Paki Ofizicialdegi, haciendo encaje de bolillos en una demostración del Museo Vivo.